Sobre nosotros

Nuestra historia

Hace seis años, en el corazón de Medellín (Colombia), comenzó nuestro viaje. Con pasión por la cocina y una transformación personal impulsada por los desafíos de salud, nuestra fundadora, chef y maestra de yoga, buscó un snack que fuera delicioso y nutritivo. De los experimentos en la cocina con su marido surgió la bola de energía de Espirulina y así nació Fidmi. De ser un éxito en un restaurante local a capturar los corazones de muchos, Fidmi se convirtió en más que una marca: se convirtió en un propósito.

¿Por qué Fidmi?

Elaborado con amor y lo mejor de la naturaleza, Fidmi es el epítome de un refrigerio delicioso y saludable. Veganas, sin gluten, sin lácteos y sin aditivos artificiales, nuestras bolas de energía se adaptan a todas las preferencias dietéticas. Tienen un alto contenido de proteínas y fibra de origen vegetal, lo que los convierte en el compañero de viaje perfecto para obtener energía sostenida. ¿La verdadera magia? Un bocado es todo lo que necesitas para experimentar la autenticidad y lo real de nuestros ingredientes.